La revista de entretenimiento Tome Nota señala en su primera edición que la actriz Kate Winslet no la pasó bien en la producción de Titanic que se desarrolló en 1997.
De acuerdo a esta información, la actriz, que dio vida a Rose esta película, señaló a una entrevista de Los Angeles Times en 1997 que la filmación del hundimiento del barco más grande de la época fue bastante exigente. Incluso trascendió que Winslet advirtió que no volvería a trabajar con Cameron debido a su perfeccionamiento y exigencia.
Después de 15 años, el filme vuelve a estrenarse, pero en formato 3D, pero la actriz continúa con sus polémicas declaraciones ya que advirtió, por ejemplo, que la canción de Celine Dion, My Heart will go on, que musicalizó el romance de Rose y Jack en Titanic le daba ganas de vomitar. “Me encantaría poder decir: ‘¡Escuchen todos! ¡Es la canción de Celine Dion!’, pero no puedo. Simplemente me siento mal, pongo cara seria e intento ocultar mi mirada de fastidio”, señaló Winslet.
Titanic llega nuevamente a las salas del cine en abril. Se espera que eleve la taquilla conseguida en 1997.
Pero todos nos preguntamos, qué dirá Celine Dion de estas apreciaciones.

Anuncios