El domingo se estreno en los Estados Unidos la segunda temporada de Falling Skies. Un esperado retorno del drama de ciencia ficción, que trajo como novedades el retorno de Tom Manson (Noah Wyle) luego permanecer tres meses en manos de los alienígenas y una propuesta de los alienígenas, que permitirían sobrevivir a la humanidad.

Tomando ejemplo de algunos pasajes de la historia humana, como hicieron los alemanes en la Segunda Guerra Mundial, propusieron a Tom que lleve a los sobrevivientes hasta una zona designada donde los hombres podrían vivir sin amenazas de ser exterminados, mientras los aliens gobiernan por completo el planeta tierra.

La otra novedad anunciada es el creciente temor de que los alienas hayan colocado en el cerebro de Tom, algún tipo de dispositivo que podría hacerlo en algún momento traicionar a la milicia y os lleve a una muerte segura. Ese es el argumento inicial de la segunda entrega del drama de cienci ficción.

A diferente de la primera entrega, la segunda temporada de Falling Skies, no ha tenido tanta acogida. Aunque obtuvo en sus dos horas de presentación una solida sintonía de 4.5 millones de espectadores, el número de personas que lo siguieron decreció. Su promedio por episodio en la primera temporada era 5.9 millones de televidentes.

Como ocurrió en Estados Unidos, en Latinoamerica cuando se estrene el 22 de junio, la cadena de televisión emitirá dos episodios seguidos, desde la 10 de la noche.

Anuncios